Reiki

¿Qué es Reiki?

 

Reiki es una palabra de origen sánscrito que significa REI energía universal y KI energía vital.

Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, de esta forma armoniza y reequilibra el flujo energético en nuestro cuerpo físico y sutil, y actúa simultáneamente en el aspecto físico, mental, emocional y espiritual del ser humano.

 

 

¿Cómo funciona?

 

Durante la terapia, se trabaja directamente con el campo energético del paciente, el terapeuta actúa como canal transmisor de la energía, a través de la imposición de manos.

Esta energía, sanadora y armonizadora, actúa en todos los niveles y así favorece el equilibrio holístico (global) del ser humano.

Reiki también funciona directamente como terapia de crecimiento personal ya que nos ayuda a encontrar el equilibrio físico, cognitvo, conductal, emocional y espiritual.

 

 

Chakras en el cuerpo humano

 

¿Qué beneficios aporta al organismo?

 

Algunos beneficios que aporta una sesión de Reiki:

 

  • Relajación y calma.
  • Paz mental.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Ayuda a desintoxicar el sistema linfático.
  • Aumenta defensas y favorece la autocuración porque libera la propia energía curativa.
  • Equilibra los diferentes niveles (mentales, físicos y emocionales).
  • Ayuda a disminuir dolores.
  • Equilibra los centros energéticos (chakras).

 

¿Cómo es un tratamiento?

 

Primero de todo es necesario realizar una pequeña entrevista para conocer el motivo de la sesión y que dolencias tienes, después pasaremos a la camilla donde realizaré el tratamiento con una duración aproximada de entre 45 minutos y 1 hora.

En la camilla estarás acostado/a, descalzo/a y vestido/a. Durante la sesión se utiliza música suave y aromas como incienso. Se colocan las manos sobre una serie de ubicaciones en el cuerpo llamados chakras y la Energía Reiki fluye.

Durante la sesión es normal sentir una relajación profunda, incluso algunas personas se quedan dormidas, otras pueden sentir algún cosquilleo, calor o frío en diferentes partes del cuerpo, pueden aflorar emociones y también se puede no sentir nada aunque eso no indica que la sesión Reiki no esté funcionando.

Dependiendo del problema a tratar, será necesario volver a hacer una sesión en una semana o dos.