¿Qué es el Omega 3 y el Omega 6?

En el supermercado cuando vamos a hacer la compra vemos productos donde aparece ‘contiene Omega 3’ o nos suena que es bueno consumir Omega 3, ¿pero realmente sabemos para que es importante para nuestra salud el Omega 3 y el Omega 6? En este post vamos a descubrirlo.

 

Se trata de dos ácidos grasos poliinsaturados esenciales, que sean dos ácidos grasos no significa que sean malos para el organismo si no todo al contrario, nos aportan numerosos beneficios como veremos adelante. Los dos son esenciales porque nuestro organismo no los puede fabricar, es necesario que estén incluidos en nuestra dieta.

 

¿Para que sirve el Omega 3?

 

El Omega 3 pertenece al grupo de ácidos grasos polinsaturados (AGPS), dentro de esa familia encontramos los principales tipos ALA, EPA y DHA:

El ácido alfa-linolénico o ALA se encuentra en linaza, semillas de cártamo, semillas de calabaza, chía, nueces, y hojas de color verde oscuro.

El ácido eicosapentaenoico o EPA se encuentra en pescados grasos como el salmón, la trucha, la merluza negra (bacalao), las sardinas y los arenques y también en la leche materna.

El ácido docosahexaenoico o DHA también se encuentra en los pescados grasos como el EPA y también en los despojos de los animales, en los huevos y la leche materna. Es un ácido graso esencial para el desarrollo del cerebro y la vista, por eso al estar incluido en la leche materna es uno de los beneficios de la lactancia.

Entre sus funciones encontramos:

  • Funcionamiento del sistema nervioso
  • Todas las células de nuestro cuerpo lo contienen, forma parte de la membrana celular.
  • Desarrollo del cerebro y de la vista.
  • Evita pérdida de memoria y concentración

 

¿Y el Omega 6?

 

El Omega 6 se divide en ácido linoleico (LA), ácido gamma-linolénico (GLA), ácido dihomogamma-linolénico (DGLA) y el ácido araquidónico (AA).

El ácido linoleico (LA) podemos encontrarlo en el aceite de girasol, maíz, soja, cártamo, onagra, germen de trigo, borraja, cáñamo, calabaza, nuez, sésamo y lino.

El ácido gamma-linolénico (GLA) lo encontramos en aceite de borraja, aceite de grosellero negro y aceite de onagra.

El ácido dihomogamma-linolénico (DGLA) está presente en la leche materna.

El ácido araquidónico (AA) está en las carnes, lácteos y productos de origen animal. A partir de este ácido el organismo produce prostaglandinas de tipo 2 implicadas en la inflamación.

Encontramos las siguientes funciones:

  • Propicia la pérdida de peso
  • Disminuye la grasa corporal
  • Aumenta el tono muscular
  • Previene las enfermedades del corazón y algunas clases de cáncer

 

¿En que alimentos se encuentran?

 

Hacemos un resumen de los alimentos donde tenemos Ω3 y Ω6:

  • El Ω3 está en las semillas de linaza, semillas de calabaza, soja, tahini, nueces, canola y en verduras con hojas de color verde oscuro, por ejemplo, las espinacas. También en el pescado azul, la yema de huevo y en el marisco.
  • El Ω6 en aceite de girasol, maíz, soja, germen de trigo, cáñamo, borraja, onagra, nueces, calabaza, sésamo y lino.


 

Relación de Omega3 y Omega 6

 

La dieta actual suele estar carente o insuficiente de alimentos ricos en Omega 3, una relación correcta, según los expertos, entre Ω6 y Ω3 es de 2:1 o 3:1. Por lo tanto, la recomendación sería de reducir el consumo de alimentos con Omega 6 y aumentar la cantidad de productos con Omega 3 para llegar a una proporción saludable.

El exceso de Omega 6 en el organismo produce inflamación debido a que aumentan los niveles de tromboxano A2, prostaglandina PG2 y leucotrienos B4. ¿Todo esto que significa? Significa que un exceso de Omega 6 favorece el desarrollo de trastornos cardiovasculares e inmunológicos y desequilibrios hormonales y metabólicos.
 

¿Entonces es recomendable tomar suplementos de Omega 3?

 

Primero es importante saber que nunca está bien tomar suplementos por cuenta propia, porque por ejemplo, un exceso de Omega 3 en el organismo puede ser perjudicial porque hay estudios que indican que el exceso puede producir estrés oxidativo y llegan a inhibir la formación de otros ácidos. 

Por lo tanto, es básico tener el asesoramiento de un nutricionista o naturópata y aquí nos puede ayudar la Kinesiología Holística para saber lo que necesita el organismo en este preciso momento.

Deja un comentario