Metales pesados

La intoxicación por metales pesados hoy en día es más frecuente de lo que parece debido a que se pueden encontrar en los alimentos y pueden provenir de diversas fuentes. Los metales pueden pasar a los alimentos si se cultivan en un suelo contaminado, al utilizar agua que ya contenga metales, por el uso fertilizantes químicos y plaguicidas, lodos residuales…

Se acumulan en nuestro cuerpo en los tejidos grasos, sobretodo en el cerebro, hígado, huesos, tiroides y riñones, esta acumulación produce desequilibrios en el sistema inmunitario, sistema endocrino y sistema nervioso.

 

¿Dónde se encuentran y qué daños pueden provocar?

 

  • Plomo
    Contaminación por los vehículos, pinturas, tuberías de agua, tabaco.
    Podemos encontrar problemas de comportamiento, enfermedades del corazón, presión arterial alta, anemia y daño al corazón y al cerebro.

 

  • Mercurio
    Pescados, marisco, algas, amalgamas dentales.
    Puede dañar al corazón, cerebro, pulmones, riñones, las glándulas suprarrenales, la hipófisis y las glándulas tiroides.

 

  • Arsénico
    Insecticidas y pesticidas, y vegetales que hayan sido tratados con ellos.
    Puede suponer, a largo plazo, problemas intestinales, cardiovasculares, hematológicos, pulmonares, inmunológicos o neurológicos.

 

  • Cadmio
    Tabaco, mariscos, pescados, vísceras de animales, productos de maquillaje, plásticos, conservas.
    Reemplaza al zinc en los tejidos del cuerpo, afectando a los riñones provocando presión arterial alta.

 

  • Aluminio
    Utensilios de cocina, latas de conserva, papel de aluminio.
    Altos niveles de aluminio afecta al sistema nervioso, el hígado y los riñones.

 

  • Níquel
    Maquillaje, amalgamas dentales, tuberías de agua, utensilios de cocina, joyas.
    En la piel puede causar reacciones alérgicas sobre todo al contacto con joyas.

 

  • Cobre
    Tuberías de agua, utensilios de cocina.
    El cobre es un mineral muy importante para la salud en su justa medida pero en dosis altas puede provocar anemias, daño en los riñones y en el hígado.

 

¿Qué alimentos nos ayudan a eliminarlos?

 

  • Chlorella
    Se trata de un alga con capacidad de arrastrar los metales depositados en el organismo y evita que se sigan acumulando. Además es una fuente de aminoácidos, minerales, vitaminas, clorofila, fibra y ácidos grasos.

 

  • Cilantro
    Desintoxica el organismo, nos ayuda a eliminar los metales acumulados además de ser una fuente de minerales como el potasio o el calcio y vitaminas como la A y la K.

 

  • Ajo
    Ayuda a arrastrar todo tipo de toxinas fuera de nuestro organismo. También tiene otras propiedades como mejorar la circulación entre otros.

 

Para evitar los metales pesados es conveniente, en la medida de lo posible, consumir alimentos ecológicos libres de haber sido tratados con pesticidas, reducir el consumo de pescados con alta concentración de mercurio (mas info aquí), evitar los alimentos procesados, evitar el uso de utensilios de cocina con esos metales.

Además de tomar el tratamiento adecuado, es necesario que los órganos que depuran nuestro organismo (riñones, hígado, sistema linfático) funcionen correctamente y nos ayuden a eliminarlo.

Con Kinesiología Holística podemos saber si hay metales en tu organismo y donde se localizan, además de conocer el tratamiento adecuado en tu caso.

Deja un comentario