Grasas hidrogenadas o trans

¿Porqué son malas las grasas trans?

 

Las grasas trans son un tipo de grasa vegetal que al ser sometida a procesos industriales de hidrogenación pasa del estado líquido al sólido.

Este tipo de grasas se suele utilizar mucho en la industria porque aumenta el tiempo de conservación de los productos, el problema es que nuestro organismo no las puede metabolizar correctamente y nos produce una sobrecarga de toxinas y una falta de ácidos grasos esenciales.

Cuando consumimos demasiados productos con este tipo de grasas nos provocan un aumento del colesterol “malo” o LDL y una disminución del colesterol “bueno” o HDL. Además, elevan el riesgo de enfermedades cardiovasculares provocando un aumento del riesgo infarto por ejemplo, además de provocar diabetes y obesidad.

 

Cómo evitar las grasas trans

 

Cuando vayamos a comprar cualquier producto debemos leer bien las etiquetas ya que nunca aparecerán como grasas trans, siempre tenemos que prestar atención si aparece aceite vegetal hidrogenado, aceite vegetal parcialmente hidrogenado o margarina vegetal. Por desgracia, el etiquetado de los alimentos no es nada sencillo y da lugar a confusiones, sobretodo tenemos que recordar la palabra clave hidrogenado que evitaremos siempre que sea posible.

También freír o calentar en exceso un aceite (cuando empieza a humear) provoca la formación de grasas trans porque ha habido un proceso de oxidación.

 

¿En qué alimentos se encuentran?

 

Siempre que sea posible debemos evitar los siguientes alimentos:

  • Alimentos congelados y precocinados, como canelones, lasaña, pizza, helado, patatas congeladas…
  • Productos fritos o empanados, como las croquetas.
  • Aperitivos salados y snacks, como las patatas fritas, palomitas de maíz preparadas…
  • Salsas y cremas preparadas.
  • Grasas sólidas como las margarinas y mantecas.
  • Bollería industrial, como las galletas, donuts, croissants..
  • Pasteles y tartas industriales.
  • Comida rápida, como hamburguesas, nuggets…

Siempre se pueden sustituir estos productos por alimentos y repostería hechos en casa.

 

Consejos

 

  • Leer bien las etiquetas como hemos comentado antes y evitar cualquier producto donde aparezca la palabra “hidrogenada”.
  • Sustituir las margarinas por aceites vegetales de primera presión en frío ricos en Omega 3 y 6 entre otros.
  • No reutilizar el aceite de las frituras, prestar atención si está humeando y en ese caso desecharlo, tampoco reutilizar un aceite que haya sido recalentado.
  • Sobretodo evitar todos los productos de la lista que hemos comentado.

 

Deja un comentario